4 LECCIONES DE INVERSIÓN SACADAS DE LAS PELÍCULAS

4 LECCIONES DE INVERSIÓN SACADAS DE LAS PELÍCULAS

El mundo financiero está lleno de historias dignas de filmarse. Ya sea con el fin de reír, llorar o incluso aprender, el cine está lleno de situaciones óptimas para cultivar la mente.

Por Redacción TNE

Lecciones de inversión

El cine es para muchas personas la forma ideal de pasar una noche de entretenimiento o un domingo por la tarde de ocio. Para otros, es un gusto especial o un estilo de vida. No importa a qué grupo pertenezcas, todo relato cinematográfico se basa en cierta medida en hechos reales, por lo que en diversas ocasiones aprenderás valiosas lecciones que puedes aplicar tanto en tu vida diaria como en tu área profesional.

Ya sea que estés planeando un maratón de películas este fin de semana o si simplemente quieras una nueva perspectiva del mundo, no olvides los aprendizajes que puedes obtener en cuanto a inversión o asuntos financieros, vitales para la economía personal y organizacional.

No te vayas por el corazón

Tomar decisiones emocionales por encima de pensar en las opciones y potenciales consecuencias te puede traer enormes complicaciones a corto, mediano y largo plazo.

Comprar una casa es una de las inversiones más pesadas que toda persona hará en su vida y esto es bastante claro en la película The Money Pit (1986), protagonizada por Tom Hanks y Shelley Long. En el filme, una pareja se apresura a comprar lo que piensan es “la casa de sus sueños” al enamorarse de la historia del vendedor. En verdad, debieron haber indagado más sobre la propiedad ya que después de comprarla ésta comienza a derrumbarse y no estaban preparados para todas las reparaciones necesarias que comienzan a apilarse. 

Recuerda siempre hacer tu tarea: investiga las elecciones que tienes en frente y no te dejes seducir por la primera opción que te deslumbre los ojos. Claro que puedes tomar en cuenta a tu corazón, pero eso no significa que dejes de lado el aspecto racional.

Los atajos son un mito

En Boiler Room (2000), Giovanni Ribisi y Vin Diesel nos cuentan una importante moraleja: el dinero no crece en los árboles. Seth Davis consigue trabajo en una firma de inversiones, la cual descubre que está involucrada en un esquema ilegal de bombeo y descarga, en el que crean una demanda artificial de acciones con el fin de generar un rendimiento para sí mismos.

Al final Seth se arrepiente y termina participando junto con el FBI para derrumbar a la corrupta organización pero a costa de la deshonra de su familia y carrera profesional. Hoy en día, muchas personas invierten sin pensar en la nueva moda de las criptomonedas sin siquiera pensar en las consecuencias. El dinero no se gana de manera rápida o fácil, si no te esfuerzas en tu cometido, no esperes resultados exitosos.

Toma riesgos calculados

Michael Douglas interpreta al popular Gordon Gekko en Wall Street (1987). Si bien es un personaje corrupto de inimaginable avaricia, también es de resaltar su tenacidad y pasión por sobresalir en el mundo financiero.

En cierto momento Gekko compra la parte de una compañía a una cantidad suficiente como para bloquear cualquier plan de adquisición de otra persona. De esta forma, no pierde mucho si está equivocado y alguien no aprovecha la oportunidad si tenía la razón. Riesgo planificado y calculado.

Otra importante lección dentro de esta misma película se encuentra en Bud Fox, interpretado por Charlie Sheen, cuyo sueño era trabajar en la firma de Gekko y para lograrlo llamó 59 días seguidos a su oficina hasta que logró llamar su atención. Recuerda, la persistencia tiene sus frutos.

Deja que la curiosidad te guíe

The Big Short (2015) nos cuenta la crisis financiera de los Estados Unidos causada en gran medida por el rompimiento de la burbuja de viviendas y las diferentes personas que se arriesgaron en “apostar” al inevitable colapso.

En el filme Mike Burry, rol realizado por Christian Bale, comienza a encontrar “rastros de migajas” que lo van llevando a revelar una incómoda verdad que la industria banquera intentaba cubrir: ¿cómo es que a medida que la burbuja tecnológica colapsaba, los precios de las viviendas en California subieron? Así es como descubre que se estaban inflando los precios artificialmente.

En otro caso, cuando Steve Carrell también va desenvolviendo la red de mentiras, financia un viaje para que su firma vaya a investigar al otro lado del país lo que en verdad está sucediendo. La curiosidad es la esencia de un gran empresario, es lo que impulsa el descubrimiento de los mejores tratos.

Toma las experiencias de vida con nuevos ojos ya sea si lees un libro, disfrutas de un filme o visitas un museo, no sabes de dónde saldrá la siguiente idea o enseñanza que te llevará a nuevas alturas.

Te puede interesar también:

“5 lecciones de negocios del mundo de Harry Potter”

“Aprende valiosas lecciones de negocios de Club de Cuervos”


Redacción TNE

Autor: Redacción TNE

Equipo de redacción de la Revista TNE. Estamos dedicados a generar ideas al mundo de los negocios.

Compartir esta publicación en

Compartir por e-mail