5 CONSEJOS PARA INNOVAR EN LA ERA DIGITAL

5 CONSEJOS PARA INNOVAR EN LA ERA DIGITAL

No le temas a los cambios que se aproximan a gran velocidad, acepta que la ola tecnológica se avecina y prepárate con todo para lo que viene.

Por Redacción TNE

Era digital

En un mundo globalizado y con la llegada de nuevos modelos de negocio, tienen que venir una serie de transformaciones internas que permitan a las empresas crecer dentro de mercados con clientes cada vez más demandantes.

Andres Valdivieso, CEO de Anastasia (plataforma de inteligencia artificial que resuelve problemas tanto a empresas como al consumidor final) y graduado de la Singularity University, nos comparte su expertise al momento de tocar el tema sobre lo que tienen que hacer las organizaciones a la hora de reinventarse en el marco de la llegada de la cuarta revolución industrial y no caer en el intento.

1.      No te resistas al cambio: es cierto que lo desconocido trae incertidumbre lo cual a su vez conlleva al miedo, pero si te niegas a aceptar que los procesos necesitan modificarse para llegar a nuevo límites o si no te adaptas a lo que sucede fuera de tu entorno, corres el incalculable riesgo de desaparecer.  Uno de los casos más sonados es Blockbuster, quien en el año 2000            tuvo la oportunidad de comprar Netflix por unos cuantos millones de dólares. Los ejecutivos del gigante de las rentas de video se rieron de la oferta y hoy en día todos conocemos el desenlace de esta historia: mientras la segunda tiene un valor de 61 mil millones de dólares, los primeros ya no figuran más en el mercado.

2.      Toma en cuenta que el futuro es exponencial: la Ley de Moore propone que el número de transistores por unidad de superficie dentro de los circuitos integrados se duplicaría cada año.

La ola tecnológica cada vez se vuelve más grande y los avances se dan con una rápidez sin precedentes: expertos consideran que durante el siglo XXI veremos progresos en la tecnología equivalentes a los que se han dado a lo largo de los 20 mil años que lleva la humanidad en la Tierra. Las organizaciones no están preparadas para esta clase de velocidad en los cambios y tienen que estar listas a fin de sobrellevarlos.

3.      Prepárate para los consumidores del futuro: a medida que la tecnología revoluciona las compras, se está creando un nuevo grupo demográfico de consumidores, uno que está online todo el tiempo listo para gastar y a la vanguardia de las tendencias. Estas personas conectadas al mundo en línea abarcan todos los niveles de ingreso y se definen por su acceso al Internet y a su disposición de gastar sus ingresos a como dispongan.

Toma nota del siguiente dato: 7 de cada 10 personas poco o nada les importaría que su marca desapareciera, ya que simplemente la cambiarían por otra. Inmediatamente hazte la siguiente pregunta: ¿En qué manera puedes volverte indispensable para tus consumidores?

4.      Pon tu confianza en la IA: industrias o empresas que tengan cantidades masivas de clientes simultáneos van a verse beneficiadas en gran medida porque podrán atenderlos o tomar decisiones que hoy no hay forma ni tiempo en que un ser humano lo haga.

La IA va ayudar a definir la experiencia de los consumidores por lo que no puede dejarse solamente en manos de los departamentos técnicos, tiene que estar a la disposición del área de manufactura, marketing, recursos humanos y todas las demás.

Toma en cuenta que todo el hemisferio derecho del cerebro humano (el encargado de las emociones, la creatividad, imaginación y pensamiento conceptual) no es algo que pueda ser replicado por una máquina al momento, por lo que esta tecnología sirve para impulsar a las personas, no para reemplazarlas.

5.      No creas que sabes todo: nunca llegues al punto de pretender que tienes más conocimiento de lo que en realidad sabes. Deja en manos de los expertos lo que les toca.

De acuerdo al efecto Dunning-Kruger, el conocimiento y la inteligencia que se requieren para ser bueno en una tarea son a menudo las mismas cualidades necesarias a la hora de reconocer que uno no es bueno en ella y si se carece de eso, se permanece ignorante de que uno no es apto para dicha actividad. Así que a fin de mejorar tus habilidades, debes estar siempre consciente de lo que te falta.

Estamos en el amanecer de estos nuevos cambios, así que tenemos la oportunidad de montarnos en ellos. Todos los que no hagan convivir las viejas tecnologías con las nuevas, están destinados a fracasar. Si sólo quieres tomar varios conceptos dentro de tu organización en vez de abrir los ojos y ver todo el panorama, corres el riesgo de no realizar esta transición adecuadamente.

Información recabada de la plática “4ta Revolución industrial: Las marcas tendrán que innovar o morir” durante el desayuno conmemorativo del 19 aniversario de Aga Marketing.

Te puede interesar también:

“Digitalización para poder ser único”

“Cuando la innovación hace la diferencia”


Redacción TNE

Autor: Redacción TNE

Equipo de redacción de la Revista TNE. Estamos dedicados a generar ideas al mundo de los negocios.

Compartir esta publicación en

Compartir por e-mail