¿CÓMO PERDERLE EL MIEDO A EMPRENDER?

¿CÓMO PERDERLE EL MIEDO A EMPRENDER?

Emprender es todo un reto, no es para todos y tal vez muchos den un paso atrás al darse cuenta de las dificultades, pero sí  no logras superar el miedo no sabrás hasta dónde pudiste llegar.

Por Redacción TNE

emprender

El miedo es un sentimiento humano. No es extraño que cuando te aventuras a una nueva experiencia, si es misteriosa, sientas una sensación incómoda en tu estómago. Para emprender, hay que saber cómo aprovechar y sacarle todo el jugo a esta emoción, es muy importante en el desarrollo de tus sueños.

Probablemente has sido víctima de los “tengo una idea pero no sé de negocios”, “¿y si no funciona y pierdo mi dinero?”, o tal vez el “prefiero no arriesgarme” fue lo que te detuvo en un principio. Antes que todo, tenemos que definir qué significa este término tan atemorizante para algunos. Si te animaste a comprar un auto o una casa, felicidades, ya eres un emprendedor; si decidiste cambiar de empleo o estudiar una maestría, lo eres. Emprender no solo es comenzar un negocio, si te tomó tiempo, esfuerzo y sobre todo resulta muy importante dentro de tu vida también cuenta.

El paso para decidir convertirte en tu propio jefe ya está dado, ¿cómo seguir adelante? El camino puede parecer largo y complicado, pero un negocio comienza convirtiendo esa duda que ves como debilidad en una gran área de oportunidad.

Actúa a pesar del miedo

Primero que nada, tienes que saber que esa aprensión no es sinónimo para quedarte congelado. Si bien esta emoción paraliza a mucha gente, lo que separa a alguien exitoso del resto es que él lo desafía de frente. Recuerda, no hay mayor miedo que tener que arrepentirse en el futuro.

Primero lo primero, para comenzar una nueva aventura, tienes que escapar de tu zona de confort. En ocasiones tendrás un empleo estable, comodidad, tiempo libre y esa sensación te impedirá querer buscar nuevos horizontes; sin embargo, a veces hay que dejar lo seguro para alcanzar algo mayor.

“No tengas miedo de renunciar a lo bueno para perseguir lo grandioso.”

 John D. Rockefeller

El emprendedor que apenas inicia debe aprender también a conocer sus límites, realiza una lista con tus fortalezas y debilidades para que sepas en donde comenzar y en qué debes mejorar.

Fortalezas: conocimientos, habilidades, contactos, experiencia anterior.

Debilidades: miedos, recursos que no tienes (dinero, tiempo, habilidad para negociar).

A partir de tus fortalezas, puedes crear tu modelo de negocio. Por ejemplo, si eres bueno para vender y entablar relaciones, pero no se te da la habilidad con la tecnología, abrir una tienda de ropa puede ser una de tus opciones.

Enfrenta el reto

Ahora que has decidido superarte y lograr convertir a ese temor en inspiración, considera las siguientes claves para afrontar lo que viene por delante.

Asóciate: si no quieres irte solo, busca un socio para que entre los dos se complementen y potencien así sus capacidades para alcanzar el éxito.

Infórmate: busca certificaciones y diplomados que te ayuden a mantenerte actualizado. Si no lo haces, tomas el riesgo de quedarte rezagado ante tu competencia.

Planifica: realiza una guía de acuerdo al tamaño de tu emprendimiento con los resultados que esperas a corto, mediano y largo plazo.

“Las empresas rara vez mueren por ir demasiado rápido, pero con frecuencia mueren por moverse demasiado lento”.

-Reed Hastings

Actúa: tanto pensar puede detener tu maniobrar. Convierte tus objetivos en acciones diarias para que continúes avanzando y estés cada vez más cerca de tu objetivo.

Delega: no puedes hacerlo todo solo. Si ya cuentas con ayuda, cede responsabilidades para que cada quien tenga su función dentro de la empresa, a la larga implicará menores costos en tiempo, dinero y esfuerzo.

Recuerda: la mejor medicina para el miedo terminará siendo la memoria de tu éxito pasado. Cada vez que te encuentres en una encrucijada, encausa lo que sentiste al triunfar antes y conviértelo en la confianza para salir adelante.

El cambio siempre estará dentro de cada persona, no esperes que de la noche a la mañana algo externo te vaya a empujar para que realices lo que siempre quisiste. Canaliza tus objetivos y utiliza todo lo que te detiene como la motivación que te haga falta, está en tus manos.

“Para obtener éxito en el mundo, hay que parecer loco y ser sabio.”

 Montesquieu

Te puede interesar:

“Siete tips para emprender con poco dinero”

“Ser emprendedor, un viaje que te hace perder el equilibrio”


Redacción TNE

Autor: Redacción TNE

Equipo de redacción de la Revista TNE. Estamos dedicados a generar ideas al mundo de los negocios.

Compartir esta publicación en

Compartir por e-mail