CREA UNA CULTURA INCLUSIVA EN TU TRABAJO

CREA UNA CULTURA INCLUSIVA EN TU TRABAJO

Cuanta más diversidad traigas a tu equipo, mayores serán tus posibilidades de encontrar ideas y soluciones innovadoras.

Por Redacción TNE

diversidad

Entre las declaraciones del presidente de los Estados Unidos Donald Trump, las alegaciones de comportamientos sexistas dentro de Uber y los múltiples testimonios de conductas de trabajo tóxicas dentro de Silicon Valley, el tema de igualdad e inclusión dentro de la fuerza laboral ha tomado el frente de la discusión, aunque sea de manera negativa y por las razones equivocadas.

La diversidad es un tema de suma importancia para cualquier empresa moderna; pero no es suficiente contratar personas de diferentes nacionalidades, razas, géneros y orientaciones sexuales simplemente para cumplir con lineamientos. Todos deben sentir que son realmente bienvenidos, seguros y libres de ser ellos mismos dentro de la oficina.

Cuando los colaboradores se sienten cómodos y con la capacidad de expresarse de una manera auténtica, es más probable que se desempeñen mejor, lo que aumenta el compromiso y contribuye a la organización como un todo. En cambio, un ambiente que solamente favorezca a cierto tipo de personas puede traer graves consecuencias, como demandas y una pésima imagen corporativa.

Si bien los líderes de la empresa son los principales responsables de establecer una cultura adecuada en el lugar de trabajo, los empleados pueden hacer su parte para volverlo un entorno más inclusivo e inspirar nuevas formas de colaboración. Mientras más pluralidad y respeto haya en el equipo, mayor será la oportunidad de encontrar áreas de oportunidad, lo cual fomentará un ambiente laboral sano y agradable.

Comienza desde arriba

El equipo ejecutivo debe tener el deseo de construir una cultura diversa contratando personas que estén dispuestas a trabajar con otras, independientemente de nacionalidad, color de piel, género u orientación sexual. Si la diversidad no es el objetivo de la compañía, simplemente no sucederá. Una vez que los líderes establezcan el tono, es fácil extender dicha actitud en todas las áreas de la organización.

Por ejemplo, dentro del fabricante farmacéutico mundial Merck, los jefes de todos los niveles reciben capacitación sobre prejuicios inconscientes; es decir, lo que ocurre cuando alguien emite un juicio sin darse cuenta de que lo está haciendo. Este tipo de aprendizaje ayuda a las personas a tomar conciencia e impulsa a la importancia de modelar comportamientos inclusivos, como participar en la escucha activa y alentar diferentes puntos de vista en reuniones, revisiones de desempeño y otras interacciones.

Optimiza tus procesos de reclutamiento

Todo comienza desde la atracción de talento. Los candidatos a entrar a la organización  deben venir de diferentes trasfondos, por lo que las descripciones de los puestos deben redactarse en un tono neutral de género.

Otro punto importante a tomar en cuenta es que los postulantes deben tener la oportunidad de entrevistarse con un grupo diverso de colaboradores, si una candidata sólo se reúne con varones, puede suponer una desventaja si el resto de los interesados también son puros hombres.

Debe enfatizarse la inclusión durante toda la experiencia de reclutamiento y especialmente en las visitas a la oficina, desde cómo se le recibe hasta la imagen que se deja en los pasillos. Si la persona no se siente cómoda durante el proceso, probablemente ese sería su último contacto con la empresa.

Celebra lo que hace a cada quien diferente

Describe un plan corporativo que ponga énfasis en cultivar y apoyar una fuerza de trabajo heterogénea y utilízalo para alentar la aceptación de todos los empleados, independientemente de su origen. Incorpora este énfasis dentro de la misión y visión de la compañía para quede inscrito en su ADN.

Capacita a todos los miembros de tu equipo sobre la diversidad cultural. Proporciona oportunidades de aprendizaje para mejorar la comunicación y colaboración; por ejemplo, realizando eventos especiales como almuerzos grupales u otros eventos sociales. Estos darán la oportunidad a todo el equipo de conocerse entre sí en un nivel más personal.

Crea un boletín de anuncios que resalte los días festivos y las fechas especiales de todas las culturas representadas en el lugar de trabajo junto a una breve descripción de ellas, toma en cuenta no todos celebran la Navidad. También puedes establecer un consejo para organizar actividades y programas de capacitación o implementar festividades como “el día de las personas con discapacidad” o “el mes de la mujer”.

Proporciona modelos a seguir y crea conexiones

Algunos empleados pueden ser naturales cuando se trata de establecer relaciones sociales, pero otros necesitarán de ayuda, especialmente si pertenecen a un grupo poco representado. Por lo tanto, es crucial que el área de Recursos Humanos haga un esfuerzo concertado por ayudarlos conectándolos con ejecutivos o personal de alto rango que haya estado en situaciones similares al inicio de su carrera.

Recuerda que la “inclusión” no lo es todo

No caigas en la trampa de querer contratar 50% hombres y 50% mujeres o algo por el estilo, ya que esto dista muy lejos de ser una verdadera solución. No se trata de llegar a un número predeterminado de empleados, sino de otorgarles la misma oportunidad a todos de obtener esos lugares. Evita lastimar la efectividad de tu empresa dejando ir a un talento o trayendo a tu equipo a alguien que no cumple con las expectativas sólo porque las reglas te lo piden.

El tema es espinoso, de eso no hay duda, pero tomando las medidas adecuadas pronto podrías estar frente a un grupo diverso de gente con las ganas y el talento necesario para llevar a tu empresa a nuevos límites.

Te puede interesar también:

“¿Enfrenta la mujer una desventaja laboral?”

“Fomentando el espíritu de trabajar en equipo”


Redacción TNE

Autor: Redacción TNE

Equipo de redacción de la Revista TNE. Estamos dedicados a generar ideas al mundo de los negocios.

Compartir esta publicación en

Compartir por e-mail