CUANDO LOS PRODUCTOS MUEREN

CUANDO LOS PRODUCTOS MUEREN

Crees que son parte de tu día a día, pero tarde o temprano, ese artículo que tanto pensabas era parte esencial de tu vida, desaparecerá para dar lugar a algo nuevo.

Por Redacción TNE

Ciclo de vida

¿Te imaginas un universo en donde tu computadora ya no te pida actualizar Adobe Flash para visitar ciertos sitios web?, ¿uno donde el iPod Nano ya no exista?, que te parece una peor: ¿una realidad donde ya no puedas usar Microsoft Paint para copiar y pegar imágenes o utilizarlo para hacer un “photoshop” barato?

Con excepción del último ejemplo (y solo en cierta medida), ese mundo ya existe. Tanto Adobe como Apple y Microsoft están abandonando artículos que alguna vez fueron insignia suya pero con el paso del tiempo fueron volviéndose redundantes o inútiles dentro de su línea de productos.

Dentro de los negocios hay que saber cuándo es tiempo de dejar una idea morir; sin importar la nostalgia o cualquier otro tipo de emoción.

El ciclo de vida

Como consumidores y usuarios,  compramos miles y miles de productos al año. Cuando cierto tiempo pasa, estos artículos se vuelven menos populares y requeridos, lo que eventualmente lleva a compañías a desarrollar nuevos y mejores bienes que reemplazan a los antiguos. Este ciclo de vida, se compone de cuatro diferentes pasos.

Introducción: trata sobre el lanzamiento inicial, en este punto la publicidad es crucial para dar a conocer el producto y crear awareness en el público. Las ventas probablemente serán lentas, mientras el nicho del mercado busca adaptarse a tu nueva oferta.

Crecimiento: cuando ya se ha creado notoriedad en la población. Es el momento del “boom” y cuando los equipos deben decidir eliminar un producto que no está teniendo mucho movimiento. Incrementará la producción, lo que significarán bajas en los precios. El objetivo de las organizaciones es permanecer en este punto el mayor tiempo posible.

Madurez: es el momento cuando las ventas han comenzado a desacelerarse, por lo que defender market share se vuelve la principal preocupación para los equipos de Ventas y Marketing. Las ganancias obtenidas en esta etapa deberían ser utilizadas de preferencia para la investigación y desarrollo de nuevas ofertas.

Declive: aquí las ventas comienzan a caer hasta el punto en donde ya no es viable seguir haciendo el producto. En el mundo del software, esta etapa se conoce como desactivación.

Ahora bien, tomemos un breve camino por los ciclos de vida de los tres productos.

iPod Nano

Develado en 2005,  cuando Steve Jobs lo sacó de uno de los bolsillos de sus pantalones, el Nano fue creado con la intención de ofrecer una alternativa más económica al iPod Classic y rápidamente causó un impacto dentro de las ventas para Apple. Ese año fue el primero en donde las ventas de iPod rompieron la barrera de los 30 millones de unidades en ventas.

El Nano fue un producto que introdujo a muchas personas al mundo de Apple y pasó por siete diferentes generaciones. Sin embargo, la creación de nuevas plataformas para el streaming de música como Spotify, así como la propia transición de la compañía de la manzana hacia la nube (el equipo era de los pocos dentro de su línea de productos que no tenía conexión alguna al internet) fueron orillando lentamente al dispositivo a dejar de ser relevante.

Finalmente, a finales de julio de este año Apple decidió remover tanto al Nano como al más pequeño Shuffle de sus tiendas en línea bajo la justificación de que lo hacían para simplificar la línea de su marca iPod, dejando al Touch como el único miembro sobreviviente (el Classic ya había sido descontinuado en 2014).

Evaluación de muerte: a tiempo

Adobe Flash

Desde finales de los 90, Flash fue uno de los artífices de crear sitios web como las conocemos hoy en día. Gracias a este nuevo software, se hizo común la propagación de animaciones y juegos dentro de las páginas de internet. Con la compra del producto por Adobe en 2005, su popularidad se afianzó.

En 2010 Steve Jobs denunció las problemáticas del formato: drenaba rápidamente la batería de dispositivos móviles que lo utilizaban, causaba problemas de rendimiento en ordenadores además de contar con serios problemas de ciberseguridad (por mucho tiempo fue la herramienta favorita de hackers para vulnerar los equipos de sus víctimas).

La aparición de nuevos y mejores formatos web como el HTML 5 y la renuencia de Adobe a cambiar su programa lo fueron llevando a ser obsoleto. De acuerdo a Google, hace 3 años el 80% de las páginas visitadas utilizaban Flash, hoy en día ese número apenas llega al 17%.

Lo que muchos dentro del sector tecnológico esperaban desde incluso el 2012 se hizo oficial hace poco: Adobe detendrá el apoyo a Flash a partir del 2020, un ejemplo de un producto que probablemente sobrevivió por demasiado tiempo su ciclo de vida útil.

Evaluación de muerte: viviendo en tiempo prestado

Microsoft Paint

Hace 32 años que esta aplicación forma parte del catálogo original de productos de la empresa de Richmond, estando presente desde Windows 1.0. Una aplicación sencilla de edición de imágenes, introdujo a muchas personas a pintar en una computadora.

Las funciones básicas del programa es en realidad lo que la ha mantenido con vida después de tanto tiempo, ya que libera rápidamente de un apuro. El máximo cambio que alguna vez llegó a tener fue pasar de producir archivos .bmp al popular .jpg en 1998.

Finalmente, Microsoft decidió que su aplicación había vivido lo suficiente y la marcó junto a Outlook Express como características obsoletas para ser removidas en el futuro Fall Creators’ Update, anunciando a la gente que se mudara al nuevo Paint 3D, que funciona con imágenes tridimensionales y que no comparte los mismos usos de su antecesor.

La incomodidad de los usuarios fue tal que unos días después la compañía fundada por Bill Gates dijo que si bien Paint no vendría instalado en nuevos equipos, se podría descargar de la tienda virtual de Windows, siendo un claro ejemplo de un producto que lleva ya muchos años viviendo en etapa de maduración sin perder vigencia.

Evaluación de muerte: Por el momento se mantiene estable.

Es vital saber cuando tus productos deben morir o seguir viviendo, identifica los indicadores del mercado para saber en qué momento tomar tan difícil decisión.

Te puede interesar también:

“Consejos para presentar tu producto en redes sociales”

Etiquetas: Apple , estrategia , Microsoft ,

Redacción TNE

Autor: Redacción TNE

Equipo de redacción de la Revista TNE. Estamos dedicados a generar ideas al mundo de los negocios.

Compartir esta publicación en

Compartir por e-mail