EL CLIENTE ES EL QUE MANDA

Por Redacción TNE, entrevista con Héctor García García, Director General de Netsoft.

El Cloud Computing (CC) está transformando la forma de vender y hacer marketing, impulsa las ventas al mismo tiempo que reduce costos.

El servicio de Cómputo en la Nube facilita el acceso a herramientas de información y colaboración, gracias a que el uso de las mismas es mediante Internet. En este sentido, el más beneficiado es el usuario, quien además de aumentar la efectividad de sus empleados y optimizar sus procesos de negocio, tiene la posibilidad de experimentar un nuevo modelo de acceso al software empresarial.

Tener este tipo de información, saber analizarla y utilizarla en función de las estrategias comerciales, es lo que garantizará a las empresas mayor competitividad.

¿Cuáles son las principales tendencias del Cloud Computing que ayudarán al marketing y/o ventas?

El concepto de CC es una evolución tecnológica que permite a las organizaciones llegar a más clientes y dar un mejor servicio. Cuatro de sus principales tendencias se concentran en el área de mayor rentabilidad: el departamento de ventas. Se destaca como la primera tendencia el CRM (Customer Relationship Management), que está enfocado al proceso de la administración del cliente. En segundo lugar, están los procesos administrativos concentrados en el ERP  (Enterprise Resource Planning) y en tercero sobresale la parte del marketing y la gestión de actividades para atraer clientes, como redes sociales, emailing, comercio electrónico, etc. Finalmente, la tendencia que será la más importante en un corto plazo es el concepto llamado “Omnicanal”. La expresión “Cliente Omnicanal” se refiere a que el consumidor desea interactuar y comunicarse con las empresas y marcas a través de diversos canales, como tiendas online, marketplaces, smartphones, redes sociales, etc. Gracias al CC, las empresas tienen la ventaja de que sus clientes potenciales las encuentren por diferentes medios.

¿Cómo se adapta el nuevo concepto “omnicanal” a los procesos tradicionales?

La forma de comprar ha cambiado. Anteriormente, existía sólo un medio para adquirir un artículo, llámese tienda o catálogo. Hoy, el  consumidor cuenta con un mayor número de canales de compra, proveedores, productos y servicios, tanto locales, regionales e internacionales. Actualmente, vemos al consumidor utilizando su smartphone, tablet o laptop para adquirir desde un accesorio hasta un seguro para su automóvil. Las redes sociales se destacan como la principal fuente de recomendación de un producto o servicio, lo que representa un medio más de atención para las empresas, quienes requieren tecnologías específicas para atender a cada tipo de canal, las cuales resultan incompatibles entre sí y no permiten la integración de la información de todas sus áreas operativas.

¿Cómo esta convergencia ayudará a la competitividad de las empresas?

Ésta representa una gran riqueza de información sobre el comportamiento del consumidor que puede utilizarse para optimizar las campañas de marketing e impulsar las ventas. Tener este tipo de información, saber analizarla y utilizarla en función de las estrategias comerciales, es lo que garantizará a las empresas mayor competitividad. Las herramientas como el ERP y el CRM en la nube son muy útiles para administrar estratégicamente estos datos.

¿En qué áreas pueden ayudarnos estas tendencias para conocer al cliente?

Las empresas tendrán una visibilidad de 360 grados del comportamiento de los consumidores. Podrán tener acceso a la información de compra de sus clientes por cualquier canal y así mejorar sus inventarios y tiempos de entrega. Lo más importante es que garantizarán una experiencia satisfactoria, ofreciendo un servicio de compra fácil y disponible por el medio que los clientes decidan utilizar.

¿Cuál es el mayor reto para las compañías que buscan diferenciarse por medio del Cloud Computing?

El principal reto se llama evolución tecnológica; las empresas no pueden seguir trabajando como hace 10 o 15 años, el nuevo consumidor quiere comprar en una empresa que le asegure la mejor y más consistente experiencia, por cualquier medio que él elija. Un ejemplo puede ser que el cliente quiera comprar un producto en la página web del proveedor e ir a la tienda a recogerlo, o bien, que vaya al establecimiento, lo pague ahí mismo y solicite que le sea enviado a la dirección registrada en el sitio web. Estos ejemplos demuestran que las empresas no podrán enfrentar al “Cliente Omnicanal” si no tienen los procesos y la información integrada.


Redacción TNE

Autor: Redacción TNE

Equipo de redacción de la Revista TNE. Estamos dedicados a generar ideas al mundo de los negocios.

Compartir esta publicación en

Compartir por e-mail