EMPRESAS DEBEN SUMAR A MUJERES EN POSICIONES DIRECTIVAS

EMPRESAS DEBEN SUMAR A MUJERES EN POSICIONES DIRECTIVAS

Las organizaciones enfrentan el reto de lograr una mayor inclusión de las mujeres que contribuya al crecimiento de la empresa, pero sin que ellas descuiden el plano familiar.

11/10/18 | Por Noticias TNE

Mujeres

En años reciente se ha dado una mayor participación de las mujeres al interior de las organizaciones, específicamente a nivel directivo y del Consejo de Administración, pero todavía queda camino por recorrer y hace falta darle mayor impulsar para que ellas puedan continuar con su desarrollo profesional sin sacrificar de más su vida personal y familiar. Este tema y otros serán tratados en el próximo Work-Life Balance Forum “Mujer ejecutiva, construyendo una trayectoria de alto nivel”, organizado por el Instituto Mexicano de Ejecutivos en Finanzas (IMEF) y que se llevará a cabo el próximo jueves 18 de octubre a partir de las 13:00 h en el auditorio de la EGADE Business School, en San Pedro Garza García, Nuevo León.

El evento tiene como objetivos presentar los retos que enfrentan las mujeres en su crecimiento profesional, los cambios que deben implementar las empresas para promover una mayor igualdad de oportunidades, contribuyendo así al desarrollo integral de las familias.

Es importante que las organizaciones “vean de qué manera pueden apoyar que la mujer trabaje y no descuide a la familia, además de promover una mayor preparación a fin de que ellas lleguen a ser consejeras”, comentó en entrevista María Concepción del Alto Hernández, Directora de la Maestría en Finanzas de la EGADE Business School. Además, agregó que así las organizaciones pueden tener consejos directivos más equilibrados, debido a que está comprobado que cuando hay una mayor participación de las mujeres, las compañías generan un mayor rendimiento en el mercado de valores.

Sin embargo, en México la inclusión de las féminas en posiciones directivas y del consejo de administración ronda el 5.7%, comparado con los países europeos, especialmente los nórdicos, que rebasan el 30% y alcanzan hasta un 40%. Incluso en América Latina, Colombia registra un 13% de participación. Esto representa un área de oportunidad para impulsar la equidad y el desarrollo de las mujeres, aunado a mejores condiciones laborales, sin caer en la obligación de cumplir con una cuota de género.

“Va de la mano a que sea por mérito, no se habla de que se les den posiciones directivas solamente por una cuestión de cuota, sino que sea meritoria, por desempeño”, precisó Del Alto.

En México todavía existe una barrera cultural, donde destaca el machismo, porque aún hay quienes consideran que las mujeres tienen menor capacidad que los hombres, motivo por el cual en ocasiones se les impide ascender por considerar que ellos pueden desempeñar mejor sus funciones. Por otro lado está la cuestión biológica, donde el tema de la maternidad no se puede delegar y cuando llegan los hijos tienen que tomar la decisión de retirarse del plano laboral, mientras que los varones continúan desarrollándose profesionalmente. Esto las lleva incluso a decidir retrasar la maternidad o de plano a no tener hijos.

En consecuencia de lo anterior, esto repercute en el núcleo familiar. Por tal motivo, debe existir un apoyo mutuo entre los conyugues, donde si la mujer tiene mayor potencial, el esposo debe aceptar y asumir un rol que le permita convivir más con los hijos, quienes a su vez necesitan de una estabilidad emocional y psicológica para poder crecer e integrarse en el futuro a la sociedad y el mundo laboral; de lo contrario pueden caer en depresión o en otros problemas emocionales que los pueden llevar al consumo de drogas, lo que puede llevar a situaciones de mayor impacto, como por ejemplo el divorcio cuyos índices cada vez son más considerables.

Las empresas deban tomar más conciencia sobre estos temas, dar más oportunidades y ofrecer condiciones favorables para que las mujeres puedan crecer profesionalmente e integrarse a puestos ejecutivos y del consejo de administración. Sin embargo, ellas también deben asumir el compromiso de cumplir con los objetivos trazados, donde ambas partes estén convencidas de que pueden aportar a la organización.

“Necesitamos tener estos temas como puntos de discusión y que las compañías cada día vayan teniendo mejores prácticas corporativas en el manejo de recursos humanos, retención de talento, además de un mayor equilibrio en el Consejo”, explicó la directora. Esto contribuirá a lograr un mayor equilibrio en beneficio de las empresas, de la sociedad y la familia.

Te puede interesar también:

“Mujeres ejercen liderazgo en tecnología”

“Frente a un muro de inequidad laboral”

WLB


Noticias-TNE

Autor: Noticias TNE

Equipo de Noticias de la Revista TNE. Estamos dedicados a generar ideas al mundo de los negocios.

Compartir esta publicación en

Compartir por e-mail