EN LA OPINIÓN DE… EL RETO DE DESTACAR EN UN MUNDO MASCULINO

EN LA OPINIÓN DE… EL RETO DE DESTACAR EN UN MUNDO MASCULINO

La mujer aún se topa con estereotipos, externos e internos, que de eliminarse generarían equipos incluyentes con diferentes puntos de vista en las organizaciones y a su vez ventajas competitivas. Cuatro mujeres hablan de cómo perciben la situación de equidad en México y qué debe hacerse para mejorarla.


EN LA OPINIÓN DE…

MARÍA DEL CARMEN BERNAL GONZÁLEZ 

Directora del Centro de Investigación de la Mujer en la Alta Dirección del IPADE

1.     ¿Cuáles son los principales obstáculos a los que se enfrenta el sexo femenino para llegar a niveles directivos dentro de las empresas?

El primero sería el tema cultural, sigue habiendo una serie de costumbres en las que no está bien visto que la mujer trabaje u ocupe posiciones de poder. Otro es el reto de cómo integrar su vida familiar y profesional porque todavía hay modelos y estructuras organizacionales muy cerradas, poco flexibles. El tercero es la forma en cómo está comprendida la empresa en México, pues exige presencia física y apuesta más por un tema de resultados, no por el de proyecto o talento.

2.     A diferencia de otros países, ¿cómo está la situación en México?

Desde el punto de vista global, estamos muy por abajo de otros. El año pasado Grant Thornton International Business reportó que el país con mayor porcentaje de mujeres en puestos directivos fue Rusia con el 43%. En Latinoamérica el mejor fue Colombia con el 53%; México reportó 28% (tomando en cuenta direcciones y gerencias), lo que nos ubica en el rango de los bajos.

3.     ¿Qué se debe hacer en nuestro país para que se dé una mayor inclusión?

Ya se están haciendo cosas. La participación de las mujeres en la vida laboral y la toma de decisiones es mayor y van a fortalecer la economía. La familia, educación, gobierno, medios de comunicación y sociedad tienen un papel relevante. Se deben promover políticas públicas que faciliten la igualdad en las empresas; en temas de educación hay que cambiar el concepto sin inclusión en la relación hombre-mujer a uno de asignación de funciones como lo marca la cultura o el estereotipo; buscar la complementariedad, no son contrincantes sino aliados.

4.     ¿Qué tanto influyen las propias mujeres para no escalar dentro de los puestos laborales de una empresa?

Mucho, está comprobado por investigaciones que la mujer se pone barreras porque no se siente capaz, no cuenta con una red de apoyo familiar ni tiene confianza en sí misma para saber si podrá o si será necesario asumir una cultura masculina para llegar a esos niveles.

5.     ¿Consideras que las organizaciones estarían mejor si hubiera más mujeres en puestos directivos?

Definitivamente sí, su contribución es relevante. Mejoran la comunicación, tienen asertividad, dan resultados y crean un ambiente de confianza y apertura. La ausencia de ellas en equipos directivos significa dejar de lado la visión del 50% de la sociedad. Las empresas corren riesgos al dejarlas fuera, están perdiendo clientes.

Arriba


EN LA OPINIÓN DE…

LAURA JIMENO FRANCO

Directora del Área de Mujeres, Ejecutivas en Victoria 147

1.     ¿Cuáles son los principales obstáculos a los que se enfrenta el sexo femenino para llegar a niveles directivos dentro de las empresas?

El desbalance en la vida personal afecta la decisión de crecimiento porque todavía hay desproporción de las responsabilidades familiares, además las oportunidades de carrera no son iguales para ambos sexos. Las mujeres no se arriesgan a tomar una vacante si no están seguras de que dominan más del 90% las habilidades que exige, mientras que ellos sí lo hacen.

1.     A diferencia de otros países, ¿cómo está la situación en México?

En los resultados de The World Economic Forum, que mide la participación femenina en política, economía y sociedad, México quedó en el lugar 80 de 142, por la poca presencia en temas económicos. Aquí hay un 7%  de mujeres que participa en consejos, mientras que el 15% de las compañías en otros países tienen top managers femeninas. Esto concluye que hay mucho para trabajar.

2.     ¿Qué se debe hacer en nuestro país para que se dé una mayor inclusión?

El cambio es trabajo de todos. La sociedad debe eliminar los estereotipos; las mujeres tienen que decidirse y atreverse a salir de su zona de confort, empoderarse y ser capaces de asumir nuevas responsabilidades. A los hombres les toca evaluar por capacidades y no por género, probar equipos diversos e integrarse más a los temas familiares. La única forma en que va a existir equidad es que ellas participen más en el mundo laboral y ellos más en el personal. Las compañías deben promover procesos transparentes para sus vacantes y reconocer el talento.

3.     ¿Qué tanto influyen las propias mujeres para no escalar dentro de los puestos laborales de una empresa?

Definitivamente, la mente es un obstáculo importante. Piensan dos veces antes de tomar un puesto nuevo, sus responsabilidades familiares las detienen. El role model de la mujer exitosa se relaciona con pagar un precio alto familiar, como divorcio o no tener hijos.

4.     ¿Consideras que las organizaciones estarían mejor si hubiera más mujeres en puestos directivos?

Creo que estarían mejor si buscaran el mejor talento, sin importar si se trata de hombres o mujeres. El tema de género afecta los números de la compañía, no se debe tenerlas sólo por filantropía, los equipos diversos incrementan más de 10% el retorno de capital, 48% sus resultados operativos y 1.7 veces en el precio de las acciones.

Arriba


EN LA OPINIÓN DE…

PAULA SANTILLI

Directora General de Sabritas, en PepsiCo México

1.     ¿Cuáles son los principales obstáculos a los que se enfrenta el sexo femenino para llegar a niveles directivos dentro de las empresas?

Aún vemos falta de oportunidades en algunos sectores económicos, hay organizaciones que todavía ven mejor contratar a un hombre y no a una mujer, pero afortunadamente cada vez son menos; la forma de pensar del sexo masculino también está teniendo una apertura de no vernos como competencia, sino como parte del equipo.

2.     A diferencia de otros países, ¿cómo está la situación en México?

El mundo ha cambiado. Ahora las mujeres están tomando posiciones relevantes y de líderes; estamos demostrando nuestras capacidades logrando grandes cosas alrededor del mundo. Esto se refleja en que ellas ya lideran países, grandes compañías e iniciativas sociales y las mexicanas no son la excepción.

3.     ¿Qué se debe hacer en nuestro país para que se dé una mayor inclusión?

México es un país que está presentando avances importantes en materia de inclusión. He sido testigo de que hay mujeres talentosas en distintas áreas de los negocios; están trabajando por ser mejores vendedoras, gerentes, profesoras y profesionistas en general. La apertura se está dando. En los últimos cinco años las ejecutivas en PepsiCo México incrementaron de 8% a 24%; el 32% del total de las que trabajan para la empresa ocupan posiciones gerenciales y más de 8 mil representantes del sexo femenino trabajan en nuestras líneas de producción.

4.     ¿Qué tanto influyen las propias mujeres para no escalar dentro de los puestos laborales de una empresa?

Cualquier mujer que de verdad quiere y trabaja en un objetivo, puede tener la posición que desee siempre que sea apoyada por sus círculos más cercanos e incluso por la organización en la que se desempeña. Quienes buscan el éxito deben tener características que considero fundamentales como la seguridad, el desarrollo de una alta capacidad de acción y reacción, su actitud positiva para que las circunstancias adversas no las desalienten; también es necesario que sean capaces de reconocer y aprovechar las oportunidades al máximo.

5.     ¿Consideras que las organizaciones estarían mejor si hubiera más mujeres en puestos directivos?

Definitivo, por ejemplo nosotros al tener a mujeres en cargos directivos y a lo largo de toda la cadena de valor llevamos a cabo un compromiso que la compañía impulsó desde hace tiempo y además obtenemos una ventaja competitiva.

Arriba


EN LA OPINIÓN DE…

BÁRBARA DIEGO PÉREZ

Cofundadora de Gericare Emprendedora en proceso Endeavor

1.     ¿Cuáles son los principales obstáculos a los que se enfrenta el sexo femenino para llegar a niveles directivos dentro de las empresas?

Para mí ha sido un doble reto, empecé el proyecto de Gericare cuando mi hijo iba a cumplir un año, entonces me enfrenté a lo que implica tener un niño pequeño y estar emprendiendo un negocio, los horarios y llevar una casa, pero afortunadamente mi esposo me ha ayudado muchísimo para poder combinar las tareas. El otro fue que yo llegué a emprender sin conocimientos de cómo hacerlo, sólo tenía las ganas.

2.     A diferencia de otros países, ¿cómo está la situación en México?

Como emprendedora sólo llama la atención que somos pocas las que nos animamos a poner nuestro negocio, a diferencia de otros países en donde se ven más mujeres. Sin embargo, creo que esto ha ayudado a que el trato por parte de asesores o bancos haya sido siempre bueno, la gente ha estado dispuesta a apoyar y orientar, no me he sentido discriminada.

3.     ¿Qué se debe hacer en nuestro país para que se dé una mayor inclusión?

Sería bueno que hubiera más redes para conectarnos entre emprendedoras porque cuando se empieza hay muchas dudas de qué hacer. El apoyo existe, pero falta conocimiento de cómo acceder a él.

4.     ¿Qué tanto influyen las propias mujeres para no escalar dentro de los puestos laborales de una empresa?

Es difícil, en mi caso como empresaria lo complicado ha sido tomar la decisión de iniciar y hacerlo. Tal vez si yo hubiera sabido todo lo que implicaba abrir una empresa, no me hubiera aventado a emprender. Comencé medio inconsciente, movida por la necesidad y la experiencia personal. En mi caso la gran ventaja es que por el giro del negocio (atención a adultos mayores) puedo traer aquí a mi hijo, no lo sacrifico, es diferente a trabajar en un corporativo en donde no se permite, entonces eso no me frenó.

5.     ¿Consideras que las organizaciones estarían mejor si hubiera más mujeres en puestos directivos?

Soy creyente de que debería haber un balance, porque en mi experiencia cuando hay hombres en las juntas su visión es más pragmática, directa, enfocada en números y resultados, mientras que como mujeres nos enfocamos en el análisis cualitativo. En mi área de desarrollo tengo mejores resultados de ellas, siento que en general dentro de las organizaciones el sexo femenino podría tener más actividades y responsabilidades buscando esos buenos resultados.

Arriba


EN LA OPINIÓN DE…

BELINDA ALANÍS ALMAGUER

Directora de Administración y Finanzas en Lowes México

1.     ¿Cuáles son los principales obstáculos a los que se enfrenta el sexo femenino para llegar a niveles directivos dentro de las empresas?

En este mundo nos enfrentamos aún con algunos obstáculos. El conocimiento y el empuje es algo que creo que te puede sacar adelante ante este tipo de situaciones. En mi carrera me he topado con gente que parece que no te quiere dejar brillar o crecer, incluso se llegan a ver casos de gente que aprovecha el conocimiento o el trabajo que se hace para llevarse el crédito.

2.     A diferencia de otros países, ¿cómo está la situación en México?

Considero que en México estamos más abajo, tuve una experiencia en otra empresa multinacional y se veía un poco más de apertura en el tema de oportunidades para mujeres. Incluso en los países latinos, como Brasil, también observé que son más abiertos a que exista un crecimiento igualitario, casi en los mismos niveles que vemos en Estados Unidos.

3.     ¿Qué se debe hacer en nuestro país para que se dé una mayor inclusión?

Se debe informar y comunicar la capacidad que las mujeres tienen. Expandir y dar a conocer que la preparación del sexo femenino es igual, ayudará a que la contraparte esté al tanto de que tenemos las mismas habilidades y como resultado se pueden abrir nuevas oportunidades e igualar las que ya existen actualmente.

4.     ¿Qué tanto influyen las propias mujeres para no escalar dentro de los puestos laborales de una empresa?

Sí sucede definitivamente, pero no ha sido mi caso. Personalmente puedo decir que no me he tenido que detener y pensar qué elegir cuando se me han presentado oportunidades de crecimiento; sin embargo he visto a otras en esta situación e incluso se puede decir que pasa frecuentemente.

5.     ¿Consideras que las organizaciones estarían mejor si hubiera más mujeres en puestos directivos?

Considero que debe existir un equilibrio para así tener la rentabilidad y posición que todas las empresas buscan y desean. No creo que deba haber más mujeres o más hombres, ahí no está la fórmula; en cambio cuando exista un balance y éste se haga de acuerdo a las capacidades se tendrá una mejoría. Se debe tomar en cuenta que hay puestos en donde las mujeres destacan más, quizá por la naturaleza, y éstas deben ser la primera opción para ocuparlos.

Arriba


Te puede interesar también:

“Mujeres, en mayor peligro de perder empleo ante robots”

“Madre y ceo: 5 mujeres que han roto el paradigma”


Redacción TNE

Autor: Redacción TNE

Equipo de redacción de la Revista TNE. Estamos dedicados a generar ideas al mundo de los negocios.

Compartir esta publicación en

Compartir por e-mail