GENERA CONTENIDO ÚTIL PARA EL CLIENTE

contenido-redes

Por Redacción TNE

Aprovecha las redes sociales para comunicar los beneficios de tu producto o servicio.

La presencia en el mundo digital es, hoy en día, indudable: se requiere de un perfil, o de varios, para dar a conocer a la empresa y mantener contacto con los seguidores y clientes potenciales. Pero el tenerlo requiere definir un plan, pues demanda una actualización constante y contenido de calidad.

¿Qué se entiende por contenido de valor?

Primero, no se refiere a simplemente publicar lo que la empresa vende; por un lado, puede ser aburrido y tedioso; por el otro, no necesariamente es lo que el usuario desea ver. Más bien se trata de aportar contenido que lo privilegie, le ayude a resolver situaciones y a tomar decisiones. En otras palabras, que enriquezca su vida.

Pasos para crear contenido de valor en redes sociales

La empresa requiere de un plan estratégico; no se trata de nada más abrir perfiles en las redes sociales, se requiere de mucho más para generar el engagement con los usuarios para que ellos compartan el contenido.

1.   Define un público objetivo: ¿cómo se conforma el mercado meta al que te diriges?, ¿son niños, jóvenes o adultos?, ¿te diriges a las PYMES, a profesionistas o emprendedores? Lo anterior contribuye a definir el tono con el que te comunicarás con ellos.

Conoce sus hábitos de en línea. ¿A qué hora se conectan? Esto permite definir horarios para publicar y buscar una mayor interacción con los contenidos. Tendrás que experimentar con distintos horarios de publicación para evaluar en cuáles hay mayor participación.

2.   ¿Sabes lo que vendes? Es importante conocer el producto y saber cómo se mueve en el mercado, así como la respuesta del consumidor hacia éste. Tener pleno conocimiento de éste permite generar más y mejores ideas para desarrollar contenidos que agreguen valor al cliente.

3.   Elige la red social adecuada: cada una cumple con ciertas funciones y tiene ventajas sobre las otras. Averigua cuál es la mejor para ti. Lo recomendable es tener un blog en la página web de la empresa, para de ahí compartir los contenidos en distintos medios sociales.

4.   Crea mensajes claros y cortos: la atención se pierde, en una pantalla brinca de un lado a otro; las ventanas emergentes y los chats distraen. Procura la brevedad y la claridad para contribuir a una mejor compresión. Si algo no se entiende bien, pierde impacto.

5.   Sé original: la información fluye a raudales en la red, procura generar contenido propio que a su vez llame la atención y despierte emociones; procura mantener el interés.

6.   Busca la utilidad: lo que se comparte debe de contribuir a resolver un problema o facilitar la vida de quien lo lee. Apóyate en imágenes y videos para lograr un mayor impacto. Cuenta historias donde se mencione en cómo el producto mejora la vida del cliente. ¿En qué otros temas puedes pensar que aporten un beneficio?

Si se cumplen los pasos anteriores, generarás engagement que contribuirá a posicionar tu marca y a darle mayor difusión.


Redacción TNE

Autor: Redacción TNE

Equipo de redacción de la Revista TNE. Estamos dedicados a generar ideas al mundo de los negocios.

Compartir esta publicación en

Compartir por e-mail