LIDERA A TU EMPRESA COMO TODO UN DT DE FÚTBOL

LIDERA A TU EMPRESA COMO TODO UN DT DE FÚTBOL

Los mejores técnicos del planeta tienen valiosas lecciones que enseñar al ámbito ejecutivo, desde pensar en la mejor estrategia hasta darle el mejor trato a su capital humano.

Por Redacción TNE

Fútbol

Bela Guttman, Marcello Lippi, Arrigo Sachi, Matt Bubsy o Rinus Michels, el creador del popular “Fútbol Total”; todos ellos marcaron la historia del balompié liderando poderosos equipos a la corona, desde la Liga de Campeones de Europa hasta la Copa del Mundo. Hoy en día su legado vive en las manos de Pep Guardiola, José Mourinho, Joachim Löw, Jürgen Klopp y compañía, quienes continúan revolucionando las reglas del juego.

Ser un director técnico no dista mucho de alguien que tiene el cargo de CEO: ambos deben forjar la mejor estrategia para llevar a su equipo/empresa a lo más alto, observando a la competencia y ordenando cambios específicos sobre la marcha, al momento en que eligen al mejor grupo de trabajo posible y lo capacitan constantemente.

Los empresarios ejemplares deben ser líderes, tomadores de decisiones y generadores de ideas, pero sin un equipo bien organizado y motivado para llevar a cabo el plan, no se lograrán los objetivos. Si quieres volverte un CEO más capacitado, mira cómo algunos de los mejores entrenadores del fútbol han llevado a sus equipos a la victoria y aplica sus conocimientos.

·        No pierdas de vista a tu rival: los directores técnicos más exitosos saben que vencer al adversario es más que solamente saber alinear a los mejores futbolistas. Tienes que entender la composición de tus rivales: si su defensa es débil ante el juego aéreo, enfréntalos a jugadores altos que sepan rematar de cabeza; si confían demasiado en lo que haga su jugador clave, ponle marcación personal.

Aprovechar las oportunidades y circunstancias de la cancha es fundamental para decidir el resultado de un partido. En el mundo de los negocios, la competencia es igualmente intimidante. No es suficiente ofrecer la mejor versión de un producto o servicio, debes comprender qué impulsa a tus competidores, por qué las personas continúan acudiendo con ellos y aprender las debilidades que tienen para utilizarlas como factores diferenciadores a tu favor.

·        Observa las tendencias: antes de 1920 se requerían tres jugadores entre un jugador ofensor y la portería para marcar un fuera de lugar, esta regla se reduciría a sólo dos en 1925. Tomando en cuenta este cambio, el técnico inglés Herbert Chapman diseñó la formación “WM” –nombrada así por el posicionamiento de jugadores en el campo–, con lo que incrementó el número de delanteros en la cancha y volvió a su equipo en una letal máquina de contraataques.

Si tu mirada se enfoca al interior de tu empresa y no abres los ojos a lo que ocurre al exterior, te estarás perdiendo de importantes cambios dentro de tu mercado que podrían colocarte en la ruina si no los atiendes o aplicas. En la actualidad esto puede verse muy claro con el uso de las nuevas tecnologías al momento que las organizaciones juegan el partido de la innovación por introducir la inteligencia artificial, el blockchain, la nube y más dentro de sus estrategias de negocio.

·        La motivación de tu equipo lo es todo: el mundo del fútbol se sacudió en júbilo durante la temporada 2015-2016 cuando el sorprendente Leicester City dirigido por Claudio Ranieri levantó su primer título de la Premier League en Inglaterra.

Con una escuadra que costó una fracción del valor de sus rivales más poderosos y adinerados como las dos escuadras de Manchester y el Chelsea, Ranieri conjuntó a su personal con un enfoque basado en la confianza, un vestidor relajado y la motivación de pizza gratis cada que ganaran un partido. Una temporada en donde se avistaba que el Leicester estaría jugando por no descender terminó en la máxima gloria.

Tanto en los deportes como en los negocios, si deseas que tu equipo trabaje duro y se esfuerce por alcanzar el éxito, debes inspirarlos. Genera seguridad, familiaridad y ayuda a cada uno de tus colaboradores a encontrar pasión en su trabajo. Haz que los miembros de tu equipo realmente crean en sí mismos, que disfruten de lo que hacen y se enorgullezcan de los logros grupales.

·        Nunca dejes de aprender: el rol de un DT no se detiene al finalizar un partido o una temporada, le falta encerrarse en su oficina y analizar el video del último encuentro para descubrir los puntos débiles de su estrategia y cómo cubrirlos. Asimismo, las vacaciones se le recortarán debido a que tendrá que estar atento a las competencias veraniegas de los equipos nacionales para observar nuevos jugadores que podrían servirle para el próximo año futbolísitco.

Separa un tiempo durante las mañanas para leer las noticias más relevantes del día anterior, utiliza una aplicación en tu smartphone como Google News que filtra tus temas de interés para desplegarte un resumen fácil de leer. Busca activamente blogs, sitios web y libros que ayuden a que te conviertas en una mejor persona y líder empresarial.

Finalmente, encuentra un mentor que te ayude a sobrellevar tus deficiencias e impulse a llegar más alto, tal como lo hizo Ricardo Ferreti en Tigres al atraer a su maestro Miguel Mejía Barón como asistente en 2014. Después de aceptar que necesitaba ayuda para mejorar su trabajo, los resultados comenzaron a llegar a la institución: tres títulos de liga en el mismo número de años.

Dirigir a un equipo hacia el éxito es un trabajo en conjunto, pero que siempre inicia en el pizarrón. Así como Didier Deschamps llevó a Francia a coronarse en Rusia 2018, debes tomar tu silbato y liderar a tu empresa al campeonato.

 Te puede interesar también:

“Alcanza el éxito tanto en las canchas como en la oficina”

“6 tips de liderazgo de los Patriotas de Nueva Inglaterra”


Redacción TNE

Autor: Redacción TNE

Equipo de redacción de la Revista TNE. Estamos dedicados a generar ideas al mundo de los negocios.

Compartir esta publicación en

Compartir por e-mail