LOGRA EL ÉXITO DE TU NEGOCIO CON METAS CLARAS

LOGRA EL ÉXITO DE TU NEGOCIO CON METAS CLARAS

¿Te sientes listo para emprender? Define tus metas y sigue paso a paso un plan de acción que te permita lograr el crecimiento de tu empresa.

Por Redacción TNE

Metas claras

Bien, ya tienes clara la idea de establecer tu propio negocio e imaginas alcanzar el éxito al mismo tiempo que logras un crecimiento sostenido. ¡Excelente! Ese es el sueño de cualquier emprendedor. Como ejercicio de proyección y mentalización, es muy válido; sin embargo, debes tener claros los objetivos a fin de no desviarte o, peor aún, perder el rumbo.

Sin importar cuál sea el ciclo en el que se encuentra tu negocio, resulta vital contar con metas a fin de mantenerlo en la dirección correcta y así tú no pierdas la motivación.

Antes de comenzar debes pensar bien qué buscas lograr, tratando de ser lo más específico posible y luego enfócate en consultar la mayor cantidad de información con la intención de informarte bien sobre cómo mejorar en los resultados.

Ser preciso requiere reflexionar sobre lo que quieres lograr:

·        Hacer crecer tu negocio

·        Mejorar el trabajo en equipo y la cooperación

·        Asegurarte que los colaboradores comprendan cuál es la dirección hacia donde se dirige la empresa.

·        ¿Qué otro tema se te ocurre?

Piensa en grande

No te límites ni te detengas a pensar si es posible alcanzar tu sueño; al contrario, toma en cuenta cada posibilidad sin sentirte abrumado por las barreras. Toma papel y lápiz, escribe lo que quieres lograr en el plazo de un año, cinco o más.

Haz una lluvia de ideas, deja volar tu imaginación; enlista y crea mapas conceptuales a fin de tener claro hacia dónde te diriges.

Evalúa opciones

Ahora sí, es momento de darles forma a todas esas ideas para que cobren sentido, asígnales prioridad o incluso categorízalas según su: accesibilidad, tiempo requerido para cumplirlas, el impacto económico que pueden generar y qué tan atractivas son.

Una vez claro el propósito, define tus fortalezas, debilidades, áreas de oportunidad y amenazas (FODA); reconoce a tus competidores, realiza un análisis de la situación actual del sector e investiga el mercado para definir las necesidades de tu negocio (si buscas cambios internos) y/o de tus clientes.

Crea un plan de acción

Cuando tengas claro cuáles son los dos o tres objetivos más importantes, debes tomar en cuenta y aplicar el principio de SMART:

·        Específico (Specific): delimita bien tus pretensiones. Por ejemplo, si tu objetivo es aumentar ventas, establece el número adecuado de clientes necesarios que deberás buscar para cumplirlo.

·        Medible (Measurable): asegúrate de establecer métricas que permitan evaluar resultados. Apóyate en registros para determinar si vas bien o es necesario hacer ajustes.

·        Alcanzable (Achievable): cerciórate de contar con el tiempo, el dinero y los recursos a fin de cumplir con tus metas. Recuerda lo siguiente: un globo que se infla más allá de sus proporciones, estalla.

·        Relevante (Relevant): es indispensable que los objetivos vayan en la misma dirección que pretendes alcanzar, así no caerás en distracciones ni perderás tiempo ni recursos en acciones que no te llevarán a ningún lado.

·        A tiempo (Timely): crea un cronograma realista. ¿En cuánto tiempo pretendes sumar nuevos clientes?, ¿tres, cuatro, seis meses…? Sé específico cuándo quieres comenzar y cuál es la fecha en la que contemplas cerrar un ciclo.

Enfócate en el presente

Fragmenta tus metas en pasos pequeños, así no te sentirás abrumado. Al ir paso a paso ganarás confianza y generarás una inercia que te llevará a cumplirlas de forma progresiva.

No olvides mantenerte motivado a ti y a quienes colaboran contigo, da retroalimentación, ofrece incentivos. Crea un entorno favorable que te permita ir en la dirección adecuada. Apóyate en un socio o mentor con el cuál puedas compartir tus avances o recibir coaching para no perder el rumbo.

Por último, concéntrate en las soluciones no en los problemas ni mucho menos te excuses. Si cometes errores, acéptalos, aprende de ellos y ajusta la estrategia. No renuncies y vuelve a intentar varias veces antes de considerar cambios.

¡No esperes, hazlo!

Te puede interesar también:

“Identifica los factores de éxito”

“Cuerpo sano, negocio saludable”


Redacción TNE

Autor: Redacción TNE

Equipo de redacción de la Revista TNE. Estamos dedicados a generar ideas al mundo de los negocios.

Compartir esta publicación en

Compartir por e-mail