NO DEJES QUE LA SOLEDAD MATE TU ESPÍRITU EMPRENDEDOR

NO DEJES QUE LA SOLEDAD MATE TU ESPÍRITU EMPRENDEDOR

Evita que el desánimo te aleje del camino para impulsar tu negocio, crea comunidad tanto a nivel interno como externo y apóyate de personas llenas de visión y optimismo.

Por Redacción TNE

Emprendedor

Hace poco tiempo tomaste la decisión de iniciar un nuevo proyecto, de convertir esa pasión en tu principal fuente de ingresos, además de tener la firme intención de convertirte en tu propio jefe. Pero de un momento a otro, tal vez extrañes aquellas reuniones en la empresa que permitían generar nuevas ideas o recibir retroalimentación de tus pares a fin de encontrar áreas de oportunidad en las que podrías mejorar.

Bien, quizá decidiste emprender con un exceso de confianza (que no está mal), pero no tomaste en cuenta que en algún punto podrías llegar a sentirte de caído y no contar con personas a tu alrededor para apoyarte a salir adelante de dicha situación. Aquí es donde entonces caes en la cuenta de que has sido asediado por el enemigo número de un líder de negocio: la soledad, una sensación que puede generar miedo y dudas en la capacidad para llevar la iniciativa a buen puerto.

Lo anterior puede llevar a un abismo, a no ser que tomes la decisión de pedir ayuda por temor a que te perciban vulnerable. Para evitarlo, es importante que tejas una red de soporte que te permita catapultar el negocio hacia el éxito.

Supera los días grises de tu vida emprendedora

Perfecto, te diste cuenta de que no quieres sentirte solo y buscas generar una comunidad que te genere un soporte cuando las cosas no parezcan ir viento en popa. ¡Pon manos a la obra y considera alguna o todas estas opciones!:

·        Suma a un socio o trabaja en un entorno colaborativo: quizá el paso más sencillo es encontrar a quien te apoye directamente a sacar adelante el negocio. Aunque en un principio puedas no considerar esta posibilidad, primero piensa si necesitas sumar a alguien que complemente tus habilidades y conocimientos con otros que tú carezcas. Si prefieres ir por la libre y sin ataduras, por lo menos trabaja desde una oficina de cowork donde puedas ver a otros emprendedores, que no tendrán nada que ver contigo, pero te contagiarán de su optimismo y te darán aliento cuando las cosas no parezcan ir bien.

·        Únete a una asociación profesional: busca grupos de profesionistas afines al sector en el que te desenvuelves; si no lo encuentras, entonces sé tú quien tenga la determinación de crearlo. Así mantendrás contacto con personas que tendrán la disposición para apoyarse unos con otros; además ampliarás tu perspectiva sobre el mercado y estarás en mejor posición para tomar decisiones más certeras.

Las redes sociales pueden jugar un rol crucial porque permiten crear comunidades virtuales, incluso los miembros puede que no estén involucrados directamente contigo, pero sin importar donde se encuentren te brindarán el apoyo moral suficiente para que le des impulso a tu emprendimiento.

·        Reúne a mentes maestras a tu alrededor: un mentor que tiene más experiencia que tú tendrá para ti consejos invaluables que te ayudarán a sobrellevar la vida de emprendedor y a encontrar un balance personal-laboral. También puedes recurrir a un grupo de individuos expertos en tu área que contribuyan a desarrollar estrategias de negocio más efectivas. Cualquiera de estas opciones o las dos, requerirá de la disciplina para sostener reuniones con frecuencia, ya sean semanales, quincenales o mensuales; la clave es la constancia.

·        Conforma una junta de consejo: no sólo requieras de expertos a tu lado, sino además de consejeros que no tendrán una responsabilidad fiduciaria, pero apoyarán a tu negocio. Esto te generará credibilidad en la comunidad empresarial, elevando las posibilidades de atraer a inversionistas si en algún momento lo ves necesario.

·        Integra una junta directiva: esta alternativa tómala en cuenta si quieres darle mayor formalidad al negocio. Sus miembros aportarán experiencia y ayudarán a darle claridad y rumbo a la estrategia y el plan de crecimiento. Recuerda que ellos sí tendrán una responsabilidad legal sobre la empresa.

Si aplicas cualquier de las sugerencias antes mencionadas, ten por seguro que incrementarás tu confianza y reputación, pero adicionalmente ampliarás tu círculo de influencia. No olvides demostrar apreció y gratitud a quienes te apoyan a crecer tu negocio. Así que tú también haz lo propio y ayúdalos a ellos o quienes se están iniciando en el mundo del emprendimiento para fortalecer una comunidad dispuesta a sortear los obstáculos que se presenten a fin de impulsar sus proyectos.

Te puede interesar también:

“Utiliza la mente emprendedor para impulsar tu crecimiento”

“No dejes que el rechazo te aleje de tu emprendiendo”


Redacción TNE

Autor: Redacción TNE

Equipo de redacción de la Revista TNE. Estamos dedicados a generar ideas al mundo de los negocios.

Compartir esta publicación en

Compartir por e-mail