REINVENTA EL NEGOCIO PARA MANTENERLO PRODUCTIVO

REINVENTA EL NEGOCIO PARA MANTENERLO PRODUCTIVO

En un mundo y mercado que avanza de prisa, las organizaciones enfrentan el reto de transformarse continuamente. De lo contrario, corren el riesgo de perecer.

Por Redacción TNE

negocio

Afuera el mercado es altamente competitivo, las empresas corren el riesgo de quedar rezagadas si no están dispuestas a salir de su zona de confort y buscar la manera evolucionar sus procesos con la intención de presentar una propuesta de valor atractiva para sus clientes que cada vez son más exigentes y pueden irse con la competencia en cualquier instante, pues el menú de opciones es amplio.  

Las organizaciones deben mostrar capacidad para adaptarse a las tendencias que gobiernan el mercado si quieren mantenerse vigentes y rentables. Esta iniciativa de transformación debe enfocarse en el núcleo a fin de lograr cambios profundos.

¿Cuándo es necesario reinventar tu negocio? Hay seis factores a considerar: primero, nuevas startups están alejando a tus clientes porque cuentan con una solución más acorde a lo que buscan, ya sea a un mejor precio o porque es más efectiva; segundo, la creciente competencia está reduciendo los márgenes de ganancia; tercero, el comportamiento del consumidor está modificando la demanda; cuarto, las nuevas tecnologías presentan formas novedosas de crear y desarrollar productos o servicios; cinco, cambios en las regulaciones modifican las reglas de juego en el mercado; por último, quieres adelantarte a todo lo mencionado y buscas disrumpir antes de que alguien más lo haga.

Poner un producto a la venta a través de un canal online no significa reinventarse, al contrario esto requiere repensar el negocio en términos de capacidades que incluyen herramientas tecnológicas, como inteligencia artificial o la nube, logística y operaciones, así como capital humano y el valor que ofrece a los consumidores, entre otras.

La idea es lograr conjuntar los elementos antes mencionados de manera estructurada para planear la correcta transformación de la organización, sino corre el riesgo de caer en viejas prácticas que frenen el proceso de evolución. Un plan que busca evolucionar procesos para mejorar la productividad, generar más ganancias y mantenerse vigente en el mercado, debe considerar lo siguiente:

·        Propuesta de valor: ¿qué ofreces a los clientes a través de tus productos o servicios? Es importante identificar dónde está ese plus que ellos perciben, con el que satisfechas sus necesidades, quizá no es lo que vendes en sí sino cómo lo haces, por ejemplo la conveniencia de ofrecer productos a través de una plataforma online.

·        Capital Humano: no sólo se trata de sumar a un Director de Tecnologías de la Información, más bien es necesario evaluar a profundidad cuáles son las habilidades que se requieren en todos los niveles de la organización, con el objetivo de que los colaboradores sean capaces de actuar con resolución y brindar una atención de calidad a los clientes.

·        Mejora de procesos: es vital analizar la forma como se toman decisiones y se realizan las cosas, al igual que identificar qué etapa de la experiencia del consumidor es más importante para la empresa. Aquí es donde se pueden integrar soluciones tecnológicas, como la automatización y/o el análisis de datos, que contribuyan a reducir costos e incrementar la productividad.

·        Tecnologías: no sólo se trata de asimilarlas únicamente porque están de moda y otras empresas también lo hacen; al contrario, deben responder a necesidades particulares del negocio. Además es importante contar con una red de proveedores confiables, que incluso puedan, si es necesario, recomendar qué sistemas anteriores pueden mantenerse operando.

·        Ecuación de ganancias: no sólo es cuestión de generarle valor al cliente, sino también a la organización y a sus accionistas. Por ello es imprescindible contar con un sistema estable que considere costos, márgenes y optimice recursos.

Cualquier cambio en uno de los puntos anteriores afecta al resto, por ello es imperativo evaluar el mejor curso de acción y diseñar un plan que busque el balance entre ellos.

Otro aspecto fundamental a tomar en cuenta es que los productos o servicios que ahorita son exitosos en tu empresa no te salvarán en el futuro cuando la competencia arrecie y transforme el mercado. Mark Johnson, autor de Reinvent Your Business Model: How to Seize the White Space for Transformative Growth, enfatiza la importancia de que las organizaciones institucionalicen el cambio perpetuo, de lo contrario se condenarán a la “muerte” organizacional.

Te puede interesar también:

“Reinventa tu negocio antes de que se agote”

“Modelos ágiles y escalables: diferenciación hacia el alto desempeño”


Redacción TNE

Autor: Redacción TNE

Equipo de redacción de la Revista TNE. Estamos dedicados a generar ideas al mundo de los negocios.

Compartir esta publicación en

Compartir por e-mail