TRES TIPS SENCILLOS PARA AHORRAR ENERGÍA EN LA EMPRESA

TRES TIPS SENCILLOS PARA AHORRAR ENERGÍA EN LA EMPRESA

Por Redacción TNE

Logra que tus colaboradores se comprometan a usar los recursos de compañía de manera responsable y sustentable. Así podrás generarás un mayor impacto a largo plazo.

Cuidar el consumo energético es imprescindible, tanto para el hogar como en la empresa. Así como en la casa el compromiso para reducir el gasto y contribuir al medio ambiente es de todos los miembros de la familia, lo mismo ocurre al interior de la organización.

Así que, el primer paso a fin de lograr resultados positivos al momento de buscar la sustentabilidad es generar un compromiso en los colaboradores. Para ello, la Alta Dirección debe comunicar la importancia de ahorrar en el consumo de energía; así, los equipos de trabajo asumirán una mayor responsabilidad.

Nombra responsables

Ya sea por departamento o por piso, dependiendo del tamaño de la organización, designa a un responsable de monitorear el consumo de energía y elaborar reportes (no tienen que ser muy elaborados) sobre la situación actual. Ello implicará presentar propuestas o soluciones que contribuyan a mejorar el cuidado de la energía.

La tarea anterior conlleva, por ejemplo, verificar que las computadoras u otros aparatos (por ejemplo, una cafetera) no se queden encendidos. El encargado de realizar la valoración puede considerar pequeños cambios: apagar las luces cuando no se requieran o limpiar las lámparas con frecuencia. Por otro lago, puede sugerir ajustes más profundos tales como: la instalación de sensores de movimiento al interior de los baños o centros de copiado.

Como una opción adicional o si requieres de un apoyo profesional puedes considerar contratar a una consultora externa que evalúe e identifique áreas de oportunidad para optimizar el uso de energía en las instalaciones.

Genera incentivos

Recompensa a aquellos colaboradores que muestren creatividad y contribuyan a mejorar la eficiencia en el uso de los recursos. Otra idea es informarles que el dinero que se ahorre en consumo de energía podrá ser usado ya sea para organizar una fiesta de fin de año u alguna otra actividad en la que participen todos los miembros del equipo.

Lo que se aprende en casa se lleva al trabajo; en la medida de las posibilidades del presupuesto de la empresa proporciona un medidor de consumo eléctrico para que los empleados lo usen en su casa o por lo menos facilítales materiales o consejos para que ahorren energía en sus hogares. Si ellos perciben que les importas, serán más propensos a cuidar tu “casa”, es decir, el negocio.

Pon el ejemplo

Tanto las ideas como los incentivos —así como los posibles llamados de atención— deben aplicar para todos, desde la Dirección hasta el personal de limpieza. Cuando un grupo de personas percibe que las reglan aplican por igual, el compromiso es mayor.

Más allá de sugerirte los consejos típicos, como regular la temperatura del aire acondicionado o la calefacción, la idea es motivar a los colaboradores ya que todos son responsables de gestionar el consumo de energía. Recuerda que los pequeños cambios pueden marcar grandes diferencias.


Redacción TNE

Autor: Redacción TNE

Equipo de redacción de la Revista TNE. Estamos dedicados a generar ideas al mundo de los negocios.

Compartir esta publicación en

Compartir por e-mail