¿ENFERMO? ESTE ROBOT VA A CLASES POR TI

¿ENFERMO? ESTE ROBOT VA A CLASES POR TI

AV1 fue diseñado con la encomienda de ayudar a niños aislados a convivir con el mundo exterior. El siguiente paso es aplicarlo en personas de la tercera edad.

10/03/18 | Por Noticias TNE

Cuando un niño sufre de una enfermedad crónica o de larga duración, uno de los mayores problemas psicológicos que enfrenta es el aislamiento de sus amigos y compañeros de clase. Claro que es posible mantenerse al día con el trabajo escolar, pero no con la interacción social y las dinámicas grupales, críticas dentro de la vida del estudiante. Por ello, ingenieros han desarrollado AV1, un robot que pretende ser los ojos, oídos y boca de jóvenes indispuestos.

“Hay muchos ingenieros que no quieren hacer algo útil, sólo quieren hacer algo llamativo”, comentó Karen Dolva, cofundadora de la startup de robótica noruega No Isolation. Ella, junto a sus dos compañeros, Marius Aabel y Matias Doyle, esperan acabar con el aislamiento humano y la depresión que ocasiona.

AV1 no sólo otorga al niño una vista de 360 grados del aula, además de la habilidad de escuchar en vivo a la clase, sino que también le permite hablar: la cabeza del robot brillará azul cuando el alumno tenga una pregunta e incluso cuenta con un modo de susurro para entablar conversaciones con sus compañeros dentro del salón sin que el maestro pueda escucharlos.

Una de las personas que ha probado al pequeño autómata es Jade Gadd, estudiante de preparatoria en el Reino Unido que padece del síndrome Ehlers-Danlos, un conjunto de trastornos que por lo general causan piel hiperelástica, articulaciones excesivamente flexibles y débiles vasos sanguíneos.

“Me dio esperanza en un momento muy oscuro y me ha permitido realizar cosas que anteriormente me hubiera preocupado demasiado por no poder hacer”, mencionó Gadd, quién nombró a su robot Bee, a The Guardian. “Los mejores momentos que he tenido con Bee han sido cuando ni siquiera sentía que la estaba usando, parecía como si en verdad estuviera ahí”.

Aproximadamente uno de cada 100 niños padecen de una enfermedad que los mantienen alejados de la escuela desde dos meses hasta un año. Actualmente se encuentran en uso alrededor de 370 AV1 en toda Europa, principalmente en países escandinavos, pero la organización de Dolva estima que tan sólo en el Reino Unido existen 70 mil niños que pasan gran parte del ciclo escolar en sus casas o en un hospital.

El siguiente paso se encuentra en apoyar al ciudadano mayor, aunque No Isolation asegura que necesitarán crear una herramienta muy distinta. “Hay problemas de movilidad, pérdida de memoria y miedo a la tecnología”, aseguró Dolva. “Además, los adultos mayores son un grupo mucho más diverso. Un niño de 12 años es muy similar a otros de la misma edad pero dos personas de 85 años pueden ser muy diferentes”.

Te puede interesar también:

“Toyota lanza robot inteligente que lee las emociones”

“Tipsy, el robot cantinero que atiende en Las Vegas”


Noticias-TNE

Autor: Noticias TNE

Equipo de Noticias de la Revista TNE. Estamos dedicados a generar ideas al mundo de los negocios.

Compartir esta publicación en

Compartir por e-mail