CINCO PASOS PARA FORTALECER LA CULTURA ORGANIZACIONAL

Cultura-organizacional

Por Redacción TNE

Sigue estos consejos para generar el sentido de pertenencia que logre hacer que tu equipo de trabajo se quede contigo.

¿Cómo se encuentra el ambiente al interior de la empresa? En tu papel de CEO consideras que, entre las actividades principales se encuentra incrementar el número de clientes, monitorear las ventas y evaluar cuál será el siguiente paso para diseñar la estrategia correcta.

El desgaste de energía puede provocar que desistas de perseguir otros objetivos que son igual de importantes para la compañía, tales como elevar la moral de los empleados o crear un ambiente de trabajo colaborativo.

Pero no hay motivos para preocuparse, el crear una cultura organizacional no se da de la noche a la mañana, lo importante es tomar la decisión de dar los pasos para alcanzar este objetivo.

A continuación te compartimos algunas ideas que pueden ayudarte a lograrlo:

Agradece sinceramente: los colaboradores que deciden quedarse en la empresa, lo hacen porque se sienten apreciados; decirles “gracias” de una manera personalizada después de realizar un buen trabajo, valorar el hecho de que trabajen contigo o destacar algo positivo de ellos, representa una oportunidad para fortalecer los lazos.

Envía un email de aprendizaje: si hubo un error o una situación que afectó al negocio, se puede generar un correo electrónico que todos reciban donde se explique lo ocurrido, además de ofrecer consejos que contribuyan a mejorar la toma de decisiones en el futuro.

Remueve las jerarquías: una oficina donde existen puertas cerradas crea una atmosfera intimidante que inhibe el flujo de las ideas. Es mejor pensar que se trabaja para una compañía y no para un jefe, pues todos contribuyen a su crecimiento. Permite que la información fluya para que todos cuenten con el conocimiento y así puedan brindar un mejor servicio.

Empodera: lo que importa es controlar los resultados no los comportamientos. Aprende a confiar en que tus colaboradores pueden decidir de mejor manera; los beneficios de hacerlo son mayores en relación al miedo de cometer errores.

Ofrece flexibilidad: permite que la empresa considere acuerdos de trabajo flexibles, ya sea combinando la semana laboral con trabajo a distancia. Incluso si lo anterior no es posible, se puede hacer el esfuerzo en lograr un balance en las vidas de los colaboradores, al permitirles salir de la oficina para atender asuntos personales y reponer el tiempo después; incluso se puede ofrecer el medio día o completo para celebrar el cumpleaños.

Convive, platica y escucha: puedes sorprender a tus colaboradores con algún sencillo detalle, ya sea un pastel o un refrigerio para destinar un tiempo breve para interactuar sin tratar temas de oficina. Por otro lado, o a la hora de la comida o fuera del horario de oficina, se pueden organizar actividades, como juegos de mesa o salidas en grupo. Conversar sobre otros temas permite conocer a las personas.

Todas estas sugerencias pueden ayudarte a mejorar la cultura organizacional que contribuya a mejorar la comunicación y productividad de la empresa. Pequeños detalles pueden hacer la diferencia.


Redacción TNE

Autor: Redacción TNE

Equipo de redacción de la Revista TNE. Estamos dedicados a generar ideas al mundo de los negocios.

Compartir esta publicación en

Compartir por e-mail