MEJORA TUS HABILIDADES PARA ARGUMENTAR Y DEBATIR

MEJORA TUS HABILIDADES PARA ARGUMENTAR Y DEBATIR

Utiliza tu lenguaje y recursos disponibles para argumentar y debatir tu punto de vista a través de una sana discusión.

Por Redacción TNE

ARGUMENTAR Y DEBATIR

¿Por qué es importante dar sustento a lo que dices? Para empezar, no solo es un medio para darle validez a lo que creemos, sino también es la forma para persuadir a otros de lo que pensamos. Argumentar y debatir es la principal manera de sostener tu postura dentro de un debate y por ello saber comunicarte es de suma importancia.

La teoría de la argumentación es el estudio que explica mediante el uso de la lógica cómo se llega a conclusiones. La base de la misma se centra en el debate, en donde se intercambian puntos de vista para alcanzar una conclusión razonada.

Usa el lenguaje oral y corporal a tu favor

Dentro de la argumentación y sobre todo en el lenguaje general, una mala pronunciación o un gesto inadecuado pueden arruinar la transmisión de un mensaje. Cuando hablas en público no solo entra en acción lo que dices, también el cómo lo haces y el movimiento corporal. Para manejar una comunicación oral adecuada hay que seguir los siguientes consejos:

·        Entonación: debes manejar un volumen de voz apropiado y saber enfatizar las palabras adecuadas para dar más relevancia a ciertas partes del discurso.

·        Pausas: funcionan como los signos de puntuación. Permiten descansar al oyente y las puedes utilizar como introducción a uno de tus puntos más importantes para darle más fuerza.

·        Vocalizar: abrir la boca al momento de hablar evitará que te comas sílabas o sonidos.

·        Muletillas: para evitarlas, hay que estar conscientes de ellas. Toma un tiempo para grabarte mientras platicas o que alguien escuche tu locución para que te retroalimente y sepas las palabras que repites; como por ejemplo ‘este’, ‘bueno’ o ‘hmmm’.

En cuanto al lenguaje corporal, hay que cuidar varios aspectos en lo que si llegas a fallar en cualquiera de ellos puede dar la sensación de nerviosismo o falta de conocimiento del tema frente a los espectadores.

·        Contacto visual: te muestra receptivo al mensaje. Desviar la mirada puede expresar vergüenza, desinterés o indiferencia.

·        Postura: mantén la cabeza en alto, los hombros rectos y no muevas los pies de lado a lado.

·        Movimientos de manos: en ocasiones, mover las manos te facilita para conservar el hilo de la conversación; sin embargo, hacerlo en exceso te hará parecer inquieto.

Utiliza los recursos del debate

Ya que cuentas con las básicas del lenguaje, puedes avanzar a los tres puntos clave de la argumentación. El no tomarlos en cuenta nos hace caer en falacias.

·        Aceptabilidad: tus argumentos deben estar basados en evidencia sólida; es decir, deben ser creíbles.

·        Relevancia: tiene que ver con que tenga sentido lo que dices en relación a tu opinión o tesis final.

·        Suficiencia: que presentes la evidencia necesaria para sustentar tu punto de vista.

A continuación, tienes las dos herramientas necesarias para enfrentar a tu contrincante: la objeción y la refutación. La primera permite verificar la información expuesta para encontrar falsedades y la segunda nos deja utilizar esos datos a nuestro favor.

 Para refutar una idea tienes que seguir cuatro pasos, empezando por buscar el punto débil de la premisa y a partir de ahí:

1. Lo que se ha dicho: exponer la idea que estás a punto de rebatir.

2. Pero: es el motivo por el cual crees se puede rechazar el argumento.

3. Porque: entrega datos, evidencia que ponga en entredicho el comentario.

4. Por lo tanto: presentar tus conclusiones del tema y aquí se puede introducir el siguiente para que continúe la conversación.

Recuerda evitar los ataques directos o indirectos a las personas, los ad hominem, a fin de cuentas la personalidad o forma de ser de alguien no es pertinente dentro del debate. Sobre todo, no te tomes las cosas personales. La calma y la compostura también son partes fundamentales de la conversación.

Te puede interesar también:

“Mejora tus probabilidades al negociar”


Redacción TNE

Autor: Redacción TNE

Equipo de redacción de la Revista TNE. Estamos dedicados a generar ideas al mundo de los negocios.

Compartir esta publicación en

Compartir por e-mail