ENFÓCATE EN LAS METAS Y ALCANZA EL ÉXITO

ENFÓCATE EN LAS METAS Y ALCANZA EL ÉXITO

Cumplir objetivos es un logro que si se hace con alegría y una buena gestión de tiempo, favorece a que muchos aspectos de la vida mejoren significativamente.

En entrevista exclusiva por Redacción TNE

Tommy Newberry, autor de bestsellers como “The 4:8 Principle” y “Success Is Not an Accident” con los que ayuda a empresarios a maximizar su potencial para trabajar menos y ganar más, señala que cuando los objetivos son claros, se visualizan y se añade alegría al proceso de alcanzarlos, es más fácil llegar a ellos.

“Es importante recordar que entre más grandes son los metas que se tienen, más complicados serán los obstáculos que se enfrentarán; los más difíciles son los que producen mayores recompensas.”

¿Cómo defines el poder de establecer metas?

Es una herramienta poderosa para enfocar nuestra atención en las cosas más importantes. Los objetivos le dicen al cerebro qué hay que tomar en cuenta y a qué le debe prestar atención a medida que trabaja a través de los días, semanas y años. Las metas también alejan tu enfoque de los miedos y lo dirigen a tus deseos y aspiraciones.

¿Cuáles son los elementos más importantes para mantenernos en el camino de los objetivos que fijamos, incluso en tiempos difíciles?

Recordarte a ti mismo por qué quieres alcanzar tus metas es especialmente motivador e incluso puede ser terapéutico, proporciona inspiración extra para que superes las adversidades. Es importante recordar que entre más grandes son los objetivos que se tienen, más complicados serán los obstáculos que se enfrentarán; los más difíciles son los que producen mayores recompensas. Si no has enfrentando trabas significativas, entonces tus propósitos no han sido lo suficientemente grandes.

En este tiempo de distracción permanente, ¿cuál es la clave para una gestión del tiempo productivo?

Ante todo tener objetivos claros, ya que esto puede acortar meses o años de trabajo infructuoso. Los trucos de gestión de tiempo pueden ahorrar horas o días, pero las metas literalmente salvan tu vida de ser utilizada de una manera derrochadora. Después de que se establecieron evidentes y convincentes objetivos, es importante planificar cuidadosamente cada semana porque eso será la llave maestra de un gran año. Semanalmente examina la anterior, preguntando qué ha ido bien, qué no tan bien y qué hay que cambiar; éste es un hábito muy poderoso. Otra práctica importante es programar tus “cosas por hacer”, incluyendo “las citas contigo mismo”. Esto significa asignar horarios a cada tarea y ponerlos en tu agenda, así todos los asuntos prioritarios estarán programados.

¿Qué lugar toman el diálogo interno y la visualización en el cumplimiento de metas y por qué son importantes?

Tu vida tenderá a desplazarse en la dirección de tus pensamientos más dominantes. De hecho, en el sentido más amplio, lo que piensas frecuentemente es interpretado por el cerebro como una meta. Si te concentras en preocupaciones, las atraerás y lo que no quieres que te suceda, llegará. En cambio, si te enfocas en tus objetivos, avanzarás hasta ellos y alcanzarás tus sueños. Hablar con nosotros mismos de manera afirmativa entrena a la mente para pensar positivamente y apoyar el logro de los propósitos; la mayoría de las personas debilitan e interfieren con sus propias ambiciones. Es importante reconocer que lo que decimos a nosotros mismos una y otra vez se convierte en una condena. Entonces estas convicciones conducen a comportamientos futuros, ya sean buenos o malos. La visualización es la habilidad que se aprende de concebir la vida como podría ser, no como lo es actualmente. Tener imágenes mentales positivas implica pensar claramente en cómo deseas que sea tu vida y luego sostenerlo e intensificarlo durante largos periodos de tiempo.

¿Cómo se relaciona la alegría con la gestión del tiempo y el alcanzar las metas?

La alegría es una elección. Es el signo más evidente de la salud emocional, no se trata de lo que está sucediendo a tu alrededor, tiene que ver con lo que está pasando dentro de ti, en los pensamientos. Los que no la tienen, consciente o inconscientemente, desarrollan el hábito de destacar mentalmente las piezas rotas o débiles, frecuentemente para excluir lo positivo y productivo. También los que carecen de ésta dan atención excesiva a sus decepciones e insatisfacciones. Debemos perseguir los objetivos con entusiasmo y no esperar a que la felicidad venga a nosotros en la línea de meta como resultado de alcanzar logros. Al trabajar en nuestro gozo, todos los aspectos de la vida mejoran. Por ejemplo, algunas personas trabajan para que su matrimonio sea mejor, pero no avanzan porque nunca tienen la señal correcta en su cabeza. Cuando tu mente está en orden, muchas otras cosas se ponen en equilibrio como consecuencia natural. Trabaja en tu alegría y cuando tengas más, te darás cuenta de que las circunstancias también cambian y entenderás que la felicidad es causa y consecuencia de una vida más fuerte y productiva. El enfoque del “Desafío de 40 días para la Alegría” debe ser construir mejores hábitos de pensamiento durante este período relativamente corto de tiempo.

Recomiendas fortalecer el vínculo entre los pensamientos y la alegría que experimentamos, ¿por dónde debemos empezar?

Pensamos y luego sentimos, experimentamos de forma emocional lo que hemos tenido en mente constantemente. No es sólo improbable, es imposible pensar estresado; no se pueden tener pensamientos negativos y experimentar alegría, pero si constantemente creamos ideas positivas, creativas y saludables, ésta no nos va a faltar. Una vida feliz comienza con razonamientos alegres, decidir de antemano qué propósitos tendrás, independientemente de lo que el destino tenga para ti. Haz una lista de “cosas en las que hay que pensar”, decidiendo qué tipo de ideas son aceptables y cuáles no. Las más alegres se pueden encontrar en la Biblia. Memorizar versículos es un atajo a una mayor felicidad. Cuando llenas tu mente con los pensamientos de Dios produces naturalmente más alegría. Parafraseando Filipenses 4:8, piensa en lo que es precioso, puro, verdadero, amable y excelente. Busca cosas para alabar. Fija tu mente en lo útil, creativo y enfócalo a la solución. Si necesitas empezar con 30 minutos al día, está bien. Elije un período de media hora para pensar sólo en cosas alegres y ve expandiendo de 30 a 31 minutos para seguir construyendo. Si no puedes llegar al punto en el que selecciones los pensamientos para la próxima hora, perderás gran parte de tu alegría.

¿Qué recomiendas para aquellos que quieren alcanzar y mantener niveles máximos de rendimiento en su vida profesional y personal?

Desarrolla una gran lista de objetivos para luego dividirlos en aquellos de corto plazo y en los más pequeños. Metas es igual a enfoque y enfoque es igual a éxito. Después, centra la mayor parte de tu atención en los próximos 90 días e independientemente de otros fines, asegúrate de tener propósitos claros para cada área de la vida. Debes tener metas espirituales, para el matrimonio, de aptitud, como padre y laborales o financieras. Todas deben actualizarse cada trimestre. Una vez por semana sin excepciones pregúntate “¿qué necesito hacer con el fin de alcanzar mis metas de este periodo?” y crea un plan para llevar a cabo esas acciones. Es útil tener un “Ritual de Éxito por la Mañana” (EMSR por sus siglas en inglés). No sólo debes levantarte y apresurarte a hacer las actividades del día, hay que despertarse y prepararse espiritual, mental y físicamente para una jornada de clase mundial. Trata cada día como si fuera tu evento olímpico y conviértete en un gran ser humano mediante el desarrollo de una EMSR hiperefectiva que te prepare para superar a tu mejor día anterior. Por último, la contratación de un entrenador exitoso puede acelerar tu progreso y te ahorrará años o incluso décadas en la búsqueda de tus objetivos. Todos necesitamos a alguien con una perspectiva clara para darnos una retroalimentación brutalmente honesta y empujarnos a elevar nuestros estándares y hacer lo que se debe, incluso cuando no nos sentimos con ganas.

“Debemos perseguir los objetivos con entusiasmo y no esperar a que la felicidad venga a nosotros en línea de meta como resultado de alcanzar logros. Al trabajar en nuestro gozo, todos los aspectos de la vida mejoran.”

Te puede interesar también:

“Evita perder el enfoque de tus objetivos”

“Talento y motivación: dos claves del rendimiento personal y profesional”


Redacción TNE

Autor: Redacción TNE

Equipo de redacción de la Revista TNE. Estamos dedicados a generar ideas al mundo de los negocios.

Compartir esta publicación en

Compartir por e-mail