SIETE TEMAS BÁSICOS QUE DEBES SABER SI QUIERES SER EMPRENDEDOR

SIETE TEMAS BÁSICOS QUE DEBES SABER SI QUIERES SER EMPRENDEDOR

Por Redacción TNE

No importa a qué te dediques, ya sea si eres director de una empresa, freelance o emprendedor, debes mantenerte actualizado sobre siete temas básicos. ¿Cuáles son?

Emprendedor

Hoy en día sabemos lo vital que resulta mantenerse informado sobre los principales acontecimientos, ya sean noticias o simplemente tendencias en general o específicas del nicho en el que nos desenvolvemos. La autogestión del conocimiento se vuelve indispensable para asegurar el crecimiento personal y profesional.

Sin importar si eres el director de una empresa, un colaborador o un emprendedor en busca de nuevas oportunidades, hay temas imprescindibles que no pueden dejarse a un lado. Si aprendes lo básico o incluso los llegas a dominar, contribuirás al crecimiento de la organización porque serás capaz de aportar ideas o encontrar soluciones a los problemas que te toquen enfrentar. Por otro lado, tendrás más claro lo que buscas y sabrás comunicarlo a tus equipos de trabajo.

Busca aprender constantemente

¿Qué conocimientos pueden ayudarte a buscar un mejor posicionamiento para tu empresa o proyecto? Te compartimos algunas ideas que pueden ayudarte:

·        Diseño gráfico: admítelo, quizá todos llevamos a un diseñador dentro cuando garabateamos en los márgenes de la libreta. Pero, ¿sabes transmitir lo que deseas a tu equipo de diseño? No basta con que le digas “le falta algo”, tienes que saber qué es lo que quieres y pedirlo. Por ello, busca aprender lo básico respecto a esta materia.

Por ejemplo, puede apoyarte en el libro The Non-Designer’s Design Book del autor Robin Williams. Entre otros temas que aborda, debes saber cuáles son los principios básicos del diseño: alineación, establece que nada debe ser colocado arbitrariamente y es importante que todos los elementos estén conectados visualmente;  repetición, ciertos elementos del diseño deben aparecer constantemente en todo el sitio a fin de darle unidad; contraste, los objetos distintos deben separarse según el lugar que ocupan dentro de la página apoyándose en colores, por ejemplo; proximidad, los elementos relacionados deben colocarse juntos; es decir, que exista una clara categorización que pueda distinguirse visiblemente.

·        Optimización de motores de búsqueda (SEO): una vez que sabes lo básico sobre diseño ahora debes aprender cómo obtener el máximo provecho y lograr que tu página se vuelva útil, pero sobre todo, que logre conversiones que reditúen en los bolsillos de la empresa (y en los tuyos). Para lograrlo, debes mantener tu conocimiento vigente sobre cómo lograr un mayor tráfico orgánico y saber cómo crear campañas digitales para lograr mejores resultados.

El SEO es esencial porque contribuye a generar confianza. A medida que tu sitio aparezca en los primeros resultados de búsqueda aumenta su confiabilidad. Como principiante, debes estar al tanto de lo importante que son los títulos y las descripciones de los contenidos; aprende cómo deben usarse en el interior de los artículos. Además, es importante mantener en el radar temas como la optimización de las imágenes, la velocidad de la página, entre otros.

·        Web development: adquiere los conocimientos básicos sobre programación, conoce lo elemental sobre códigos y especificaciones con la finalidad de que puedas transmitir a tu equipo de desarrolladores cuáles son tus necesidades y objetivos a alcanzar. Por su parte, ellos podrán presentar una mejor propuesta, evitando una situación similar al “teléfono descompuesto”. Toma en cuenta que el Internet se encuentra en constante evolución. Capacítate para conocer lo básico sobre algoritmos, estructura de datos y software. Recuerda, no tienes que ser un experto, pero debes mantener la mente afilada.

·        Finanzas: si lo que buscas es mejorar tus conocimientos en este tema, considera lo siguiente. Proponte destinar un tiempo semanal para analizar tu situación actual, toma nota de cuanto gastas y en qué se te va el dinero a fin de lograr un mayor control. Documéntate sobre temas relacionados al ahorro, créditos, inversiones, entre otros y hazlo hasta comprenderlo bien. Ahora, si algo no te queda claro, busca reunirte con expertos que puedan ayudarte, ya sean empresarios o emprendedores, así serás menos propenso a cometer errores. Si lo consideras oportuno hazte de los servicios de un consejero profesional.

·        Ventas: ¿cuáles serían los principios esenciales? Para vender requieres dominar el arte de escuchar más y mejor, ya que tu objetivo es averiguar cómo ayudar a tu cliente. Tienes que ver la situación desde su perspectiva y no decir que tu producto es fenomenal, más bien darle a entender que estás para ayudarlo. Desarrolla tus habilidades para conocer y prospectar clientes ya que puedes conocer personas prácticamente en cualquier lugar o situación.

·        Negociación: “Acercarse a los intereses es crucial para encontrar un punto en común. Las ventas no consisten en convencer a alguien de que haga algo si no es en su propio interés”*. Considera que un ‘no’ es simplemente una oportunidad para encontrar otra alternativa o presentar una nueva propuesta acorde a los que busca la contraparte. Esto conlleva saber manejar las objeciones, para ello toma en cuenta sentarte del mismo lado de la mesa a fin de crear un ambiente de cordialidad e igualdad, ahora que, si te encuentras ante una personalidad complicada lo mejor será mostrar capacidad para tomarte tu tiempo a fin de no tomar decisiones precipitadas, logrando una mejor perspectiva de lo verdaderamente importante.

·        Networking: las relaciones son un activo indispensable para lograr resultados, ya sea porque alguien puede ayudarte directamente o conoce a la persona indicada que puede apoyarte en alcanzar tu objetivo. Muestra una apertura mental a la hora de aprender acerca de los demás. Genera una buena impresión a fin de llamar la atención de quienes se encuentran a tu alrededor, conviértete en alguien interesante, digno de conocer; descubre para qué eres bueno o el área en la que quieres desarrollarte, lee o capacítate a fin de poder ofrecer consejos o que la otra persona piense en ti cuando necesite apoyo; sé un mentor o asesor de confianza capaz de resolver problemas. Recuerda, escuchar e interesarte en el otro es esencial para construir relaciones.

Apóyate en Cursos Online Masivos Abiertos (MOOC, por sus siglas en inglés). Éstos ampliarán tu perspectiva sobre los temas antes mencionados y puedes llevarlos en el horario que mejor se te acomode. Considera que la práctica constante es necesaria para el dominio de cualquier actividad o conocimiento.

*Josh Kaufman, Tu Propio MBA.

Te puede interesar también:

“Microsoft lanza cursos Azure para dominar la nube”


Redacción TNE

Autor: Redacción TNE

Equipo de redacción de la Revista TNE. Estamos dedicados a generar ideas al mundo de los negocios.

Compartir esta publicación en

Compartir por e-mail